Testimonios

  Abif / Testimonios

Testimonio de Carmen, de España. – 5 de Julio de 2017-

Hola, Soy Carmen y vivo en España, tras tener mi primer hijo, varón, me convertí en la mujer más feliz del mundo, aunque debo admitir que me quedo una pequeña espinita ya que desde que soy pequeña desee tener una niña a quien llenar de lazos y vestidos de princesa.

 

El libro de Adriana cayó en mis manos por una chica que tras tres varones consiguió a su princesa y decidí leérmelo, el libro me pareció coherente y científico y pensé en seguir el método para mi segundo bebe (siempre con la mente clara que era un método natural y que podía ser un varón que me haría tan feliz como mi primer hijo).

 

En aquel momento decidí hacer el método personalizado ya que lo iba a hacer me vendría bien la máxima ayuda. El proceso completo fue un éxito. Seguí las instrucciones de Adriana al pie de la letra, sin mirar otros métodos, otras opiniones, nada,….. Solo las instrucciones de Adriana, pude ver como mi flujo variaba según avanzaba la dieta, era increíble, y sin lugar a dudas, a los 6 meses de comenzar estaba embarazada de mi pequeña princesa.

 

Para el tercero, como me chiflan las niñas decidí hacer la dieta, pero esta vez por mi cuenta, ya tenía una niña y no era tan importante para mí. Además de la dieta, me puse a combinarla con otros métodos, y a abusar de los productos de niña para hacerlo más rápido sin darme cuenta que estaba revertiendo los efectos hacia varón, empecé a leer foros de lo que la gente hacia y a intentar aplicarlo todo alejándome de los principios de Adriana, aunque yo pensé que lo seguía también, pero en realidad no porque el método no es tan fácil como parece, y claro sin lugar a dudas vino mi tercer hijo, un varón. El niño más bonito que os podáis imaginar, pero desde luego no era una niña.

 

Para mi cuarto y último embarazo me apetecía mucho otra nena sobre todo por mi hija, los chicazos de mi casa habían hecho piña y ella quería una compañera de juegos, de modo que decidí hacer el método otra vez y hacerlo personalizado con Adriana. En el proceso me di cuenta de la infinidad de errores que cometí al hacerlo sola con mi tercer hijo.

 

Adriana me volvió a guiar en todo el proceso, sólo hice caso de sus instrucciones y hoy llevo en mi vientre a mi segunda princesa. Estaré eternamente agradecida a Adriana por el regalo que me ha hecho. Me gustan muchísimo las niñas y aunque si todo hubieran sido varones también habría sido la mujer más feliz del mundo, si soy honesta, debo decir que me habría quedado con las ganas de poner vestidos y lazos, y tener una princesa en casa. Por eso, y solo para las personas que sueñan con esto como yo, cuento mi testimonio y la forma increíble en la que me ayudo Adriana con el fin de que sus sueños también se hagan realidad.

Un abrazo

Carmen.

 

Observaciones: agrego este testimonio por su importancia en mostrar que dentro del método, y de la dieta en general, existen subrangos que deberán estudiarse por otros profesionales en el futuro.  He tenido dos o tres casos que exageraron la dieta de niña, bajando el coeficiente demasiado (debajo de 1,40), y sus secreciones se licuaban en lugar de espesarse. En dichos casos personalizados pude intervenir para corregir. Fue intuitivo de mi parte, pero esos casos fueron un alerta. En este caso de Carmen, en su tercer hijo, ella hizo precisamente eso: exagerar cantidad de lácteos, pensando que era mejor. También quiso hacerlo en el cuarto hijo bajo mi supervisión, a lo que pude advertirle a tiempo que no, que no debía hacer eso, pues favorecería a varón. Todo salió bien finalmente, y lleva su cuarto hijo, su segunda niña.

Es infrecuente que una mujer pueda bajar tanto el coeficiente por su cuenta leyendo mi libro; se requieren productos especiales con contenidos especiales, y estos casos solo se dan bajo supervisión profesional, salvo como Carmen en su tercer hijo, que tenía datos profesionales desde el segundo.

Pero aconsejo profundizar el estudio de estos subrangos.

 

 

Testimonio de Romina, de Argentina

Hola Adriana, nuestros nombres son Romina y Sebastian y comenzamos mi tratamiento en Marzo del año 2012. En ese entonces teniamos dos hijos varones y nuestro deseo era concebir otro hijo y en lo posible que su sexo sea nena. Realizamos el tratamiento durante 5 meses, tuve momentos de enojarme con la dieta pero mantuve la misma porque teniamos un objetivo más importante que me ayudaba a sostenerla. En agosto nos enteramos que yo estaba embarazada. Los primeros meses hasta la eco que confirmara el sexo fue de mucha ansiedad y por fin nos dijeron que seria una nena!!!!

A fines de marzo nació nuestra hija y estamos suuuper felices de volver a ser padres y los chicos muuuy contentos con su hermana!!!

Adriana…. GRACIAS, MUCHAS MUCHAS GRACIAS, por tu metodo, porque con tus palabras nos diste confianza, nos contuviste, respondiste todas nuestras dudas, nos diste fuerza y acompañaste nuestro proceso. De alguna manera sos una parte importantísima de esta familia XXL que formamos.

Besos. Romina y Sebastián.

 

Testimonio de Paula, de Argentina

Hola Adriana y todos lo que hacen Abif,

Espero estén todos bien x allí.
Yo me comunicaba en esta ocasion simplemente para agradecer todo lo aprendido y para contarles que el 18 de febrero nacio mi esperado bebé.
Fue en el año 2009 hace casi 4 años cuando hice contacto por primera vez con Abif por eso tomo prestada la frase citada por Adriana en su libro y que yo lei por aquel entonces:

“La paciencia tiene más poder que la fuerza”

La verdad fue muy larga su espera (y dificil mantener la dieta) por todas mis complicaciones de salud pero finalmente Dios nos bendijo con la llegada de Alfonso.

Estoy eternamente agradecida por todo.
Besos y Gracias!!!!!
Paula

 

Testimonio de Mónica, de España

Después de mucho deliberar, he decidido escribir mi testimonio, ya que considero una herramienta de ayuda para todos aquellos padres que desean fervientemente tener un hijo de un sexo en concreto, y tienen dudas. Hace casi un año, mi marido y yo nos sentíamos igual, yo conocía el Método Baretta a traves de su libro, ya lo había leido, pero quise mas información y a traves de la red, pude ver los testimonios de otros papas, así como la informacion del metodo  guiado.

Después de muchas dudas, decidimos pedir información del metodo básico par la elección natural del sexo del bebé y nos decidimos a llevarlo a cabo.

Siempre habíamos deseado formar una gran familia, por lo que nuestro sueño eran tres hijos, pero sobre todo nos hacía mucha ilusión una niña. Transcurridos unos años dsdee nuestro primer hijo, decidimos ir a por nuestro segundo hijo. Yo ya conocía el metodo Baretta porque tenia el libro, y decidí probar suerte por mi cuenta, durante dos ciclos intente la realización del metodo sintotermico, aunque la alimentación no la llevé demasiado bien a cabo. El resultado de la aplicación del metodo por mi cuenta se llama Jon. Tuve un pequeño disgusto al saber que era otro varón, aunque hoy en día soy muy feliz con mis dos niños estupendos, ya que al llevarse poco tiempo juegan muchísimo, y tienen gustos comunes.

Pero el año pasado, decidimos que era el momento de buscar a nuestro tercer hijo, y era una decisión muy importante, ya que era nuestra última oportunidad de conseguir nuestra hija tan deseada. Así que volví a rescatar el libro y comprendí que mi alimentación solo favorecía la concepción de varones, tras leer el libro y consultar a través de la pagina Web del Metodo Baretta, entendí que era totalmente ciencia y no azar la determinación del sexo de un bebe.

Y así fue como decidimos emprender el proyecto del Metodo Baretta guiado, realice la dieta adecuada y el método sintotermico, y fui muy sistemática con su aplicación durante casi cuatro meses, y por fin llego el momento de probar la concepción. Me realice la prueba de ADN a las 8 semanas para conocer el sexo de mi bebe, y fui la persona más feliz del mundo cuando me dijeron que era una NIÑA. Ahora estoy embarazada de 31 semanas y queda muy poco para que podamos ver a nuestra hija, mi marido y yo somos muy felices, ya que por fin tenemos nuestra familia al completo con dos hijos y una hija y agradecemos de todo corazón a la Dra. Barettta la ayuda que nos ha mostrado al largo de todo el método resolviendo nuestras dudas.

No os voy a engañar diciendo que es un camino fácil, ya que  es un método muy duro y se tiene que ser muy concienzudo  en lo que respecta al método sintotermico y constante en el tema de la alimentación, requiere un gran esfuerzo, pero creo que los resultados merecen la pena. Yo os animo a todos los padres que deseéis un hijo o hija que no os desaniméis, y probéis el método ya que es pura ciencia y no azar.

Monica. (España)

 

Dr. MSc. W.  Aguagüiña.

Estimados, es un placer saludarles, entre tanto navegar en la internet en busca de información sobre métodos para escoger el sexo del producto de la concepción, me he encontrado con su libro, pero no tengo nada mas que resúmenes o citas de este valioso aporte para la medicina reproductiva; pero me gustaría profundizarlo más.

Soy doctor en medicina y cirugía, máster en biología de la reproducción, estoy con un proyecto de abrir un centro de reproducción en Quito-Ecuador. Soy ecuatoriano, les felicito por esta publicación, quiero saber si pueden enviarme por este medio una copia de un ejemplar de esta valiosa publicación.

Atte,
Dr. MSc. W.  Aguagüiña.
Testimonio de Beatriz, de España

Hola Adriana,

Ya sé con seguridad el sexo de mi bebe: ¡Es una NIÑA! Estamos muy felices.

Muchísimas gracias por toda tu ayuda. Ha sido reconfortante obtener el bebe del sexo deseado, y por otro lado muy enriquecedor aprender tanto sobre el cuerpo humano y los valores nutricionales de los alimentos.

Un abrazo,

Beatriz

 

Testimonio de Maria Eugenia Cafferata, de Cordoba, Argentina

Mi nombre es Eugenia, tengo 34 anos de edad, y tres hijas mujeres: Josefina de 9, Carmela de 8 y Emilia de 3 anos.  Desde que me case imagine formar una familia con hijos de ambos sexos, simplemente porque creo que es enriquecedora la experiencia para todos los integrantes ya que se reconocen las diferencias de comportamiento y necesidades, entendiéndose como complementarios.

Desde ese punto es que tome la decisión de hacer el tratamiento, sabiendo que el numero 4 para hijos era lo que siempre busque, pero con la idea de intentar tener un varón.

Por una cuestión de vivir en la misma ciudad, mis encuentros fueron personales, lo que me permitió conocer con mayor profundidad a la Dra. Baretta, quien mas allá de ser una excelente profesional logro obtener mi admiración y afecto.

Una vez analizada la planilla de alimentos que acostumbraba a consumir, fueron tres meses de tratamiento, desde octubre a diciembre del 2010 y luego siguiendo las indicaciones particulares que me señalara, quede embarazada de mi varon!, quien nació el 29/09 a las 09:25 am y que mientras escribo estas líneas duerme en mis brazos!!!

Ahora bien, como madre también me sirvió lo aprendido a fin de darme cuenta que la alimentación variada es lo mas saludable para el organismo, y al incorporar yo productos diferentes, las chicas han aprendido a comer de todo.

Mi testimonio le ha servido ya a varias amigas que están actualmente en tratamiento, espero también te decidas vos, porque cuando se persigue un sueno…intentar hacerlo realidad siempre vale la pena!

Maria Eugenia Cafferata.